press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/15
VIVIENDAS SOCIALES EN GUADAHORTUNA.
(NO CONSTRUIDA)
GUADAHORTUNA (GRANADA) 2001

El solar esta situado en el extremo sur de Guadahortuna en la ribera del río Guadiana Menor. Su forma es irregular y alargada predominando la dimensión paralela al río.

Sus bordes están definidos por el cauce del río, al sur, una calle de nueva apertura al norte, otra calle de nueva apertura al oeste y una línea quebrada de medianeras al este. Su topografía es casi horizontal, con un ligero desnivel, menor al 1% en dirección noroeste-sudeste. Su orientación predominante puede considerarse a sur, por la presencia del río y por la caída de la pendiente.

Se propone, a nivel urbano, una organización en hileras ajustada a una trama ortogonal de calles peatonales que se adapta a la forma y orientación del solar, al tiempo que produce una permeabilidad deseable entre el interior del casco urbano y la ribera del río. Por otra parte esta trama aportará al grupo de viviendas espacios comunes interiores con un carácter semi-público que ayudarán a mejorar las condiciones de habitabilidad y convivencia de los usuarios de las viviendas.


Se consigue con esta organización una estructuración racional y unitaria de las diferentes unidades del programa a la vez que una reinterpretación de la estructura urbana del pueblo que se puede leer en clave de parcelas manzanas de proporción longitudinal paralelas a la directriz del río y la topografía, cruzadas transversalmente por penetraciones que permeabilizan la bajada desde las manzanas interiores hasta las márgenes del Río.

En el encuentro entre la trama ortogonal de las manzanas o bloques lineales de viviendas y el recorrido sinuoso del río y el trazado quebrado de las medianeras se producen vacíos de encuentro que se proponen como espacios públicos de relación social, reproduciendo en el primer caso una cierta imagen urbana de bulevar junto a la margen del río y en el otro una sucesión de callejones y plazas pequeñas mas cercanas a la imagen del trazado urbano histórico.

Las viviendas se agrupan en edificios lineales independientes según el programa que desarrollen, así las viviendas de dos dormitorios se agrupan en dos edificios, los de tres dormitorios en tres edificios, las de cuatro dormitorio en un edificio, y, finalmente la vivienda de minusvalido constituye un solo edificio. Las viviendas se resuelven con un esquema en planta de doble crujía paralela a fachada. Esta solución permite una distribución interior en peine con habitaciones que abren a una u otra fachada, situándose el estar-comedor y dos dormitorios al sur y la escalera, baño, cocina y un dormitorio al norte, excepto en las viviendas de cuatro dormitorios en las que la cocina se orienta al sur y el cuarto dormitorio al norte, en planta baja. El resultado es una vivienda compacta con una optima relación sup. útil/sup. construida así como de sup. de fachada/sup. construida.

Los edificios en los que se agrupan las viviendas muestran esta condición de complicidad en la continuidad de sus fachadas blancas y de sus cubiertas inclinadas de teja resueltas a una sola agua, convirtiéndose en marquesinas de hormigón, que rematan superiormente la fachada sur, al tiempo que mejoran la protección contra la lluvia y el sol.

La inclusión de elementos más fragmentados, como las marquesinas que protegen las entradas a las viviendas o los zócalos, petos y muretes de ladrillo que recorren perimetralmente los edificios, definiendo terrazas y tendederos, establecen un orden pautado que ayuda a fragmentar la escala los edificios y a identificar la unidad de cada vivienda, así como a mejorar la durabilidad de las mismas.
Un arbolado de porte medio (Arce Campestris) organizado con la misma secuencia que las viviendas aportará amabilidad vegetal a  la calles interiores, al tiempo que una hilera de arboles mayores (Populus Tremula) dibujan el borde del paseo junto al río.