1/10
CENTRO DE SALUD “ISLA  CHICA”.
CONCURSO. (NO CONSTRUIDO). 
HUELVA. 2016

El Plan propone el entendimiento de la edificación del nuevo centro de salud de forma integrada en el gran espacio verde Jardín Marisma y para ello establece que el edificio deberá encastrarse en el talud y ajustarse a la alineación de la calle Pedro Alonso Niño, debiendo su cubierta situarse a nivel de esta calle, haciéndola visitable como espacio público mirador sobre los espacios verdes y la nueva escena urbana que el Plan desarrolla. Posibilita que un ligero cuerpo se eleve dentro de esta espacio público en tal forma que permita un acceso al centro desde este este nivel y admite la posibilidad de disponer aparcamientos para ambulancia y minusválidos, pudiendo situar en el nivel inferior el resto de aparcamientos exigidos con acceso a través del Jardín Marisma.

 

Esta ordenación sin duda coherente con el entorno urbano y con la estrategia urbanística de recualificación de la ciudad, dotándola de nuevos espacios libres y equipamientos, plantea, sin embargo, una situación excepcional en relación a la organización del centro de salud, sus accesos y, evidentemente, el carácter de su cubierta. El proyecto propone repensar cuidadosamente este esquema en tal forma que, manteniendo todas las determinaciones urbanísticas establecidas por el Plan, mejore y facilite la accesibilidad y la organización del centro de salud. Para ello el proyecto realiza las siguientes propuestas:

 

1º. Situar la edificación del nuevo centro en la parte más alta de la calle Pedro Alonso Niño en el tramo horizontal entre las calles República de Cuba y Juan Ramón Jimenez situando, en consecuencia, a este nivel el espacio público mirador sobre la cubierta del edificio.

 

2º. Diseñar el edificio como una pieza rectangular, compacta, de límites precisos y dos plantas de altura, estructurándola en cuatro bandas construidas separadas por patios longitudinales abiertos al Jardín Marisma, disponiendo el cuerpo elevado de acceso desde la calle superior en la banda lateral a sur.

 

3º. Disponer en este lateral una nueva plataforma intermedia a nivel de la planta primera del centro, con acceso peatonal y rodado desde la parte inferior de la calle Pedro Alonso Niño que acoge todos los aparcamientos de público, minusválidos y ambulancias dando acceso directo a nivel al centro. Se crea con ello un nuevo “atrio” que posibilita de forma cómoda, eficaz y generosa todos los accesos, confiriendo urbanidad y carácter institucional al nuevo edificio, evitando disponer aparcamientos sobre la cubierta del centro y el recinto del espacio público mirador. El acceso desde la nueva plataforma se abre directamente al vestíbulo que, en doble altura, acoge así mismo el acceso desde el nivel superior, posibilitando un control unitario de los dos accesos al centro.

 

4º. Dar continuidad al acceso rodado hasta el nivel inferior extendiéndolo a todo el frente del nuevo edificio posibilitando así el acceso de servicio, de emergencia contraincendios y el mantenimiento de todo el perímetro del centro. Esta solución permite además liberar completamente al Jardín Marisma de la necesidad de ser atravesado por una circulación rodada de acceso al centro, dándole en consecuencia plena autonomía de uso y acceso  a la parcela sanitaria. En el resto de la parcela libre a nivel inferior se realizará el ajuste topográfico a los niveles del Jardín Marisma, dando continuidad a su tratamiento como espacio verde ajardinado.

 

Con esta ordenación propuesta no solo se cumplen las determinaciones de la normativa urbanística sino que, como se ha dicho, se mejora la accesibilidad al centro, el uso del espacio público mirador, no interfiriendo su carácter peatonal con el acceso y aparcamiento de vehículos y se libera al Jardín Marisma de la hipoteca de tener que ser atravesado por una vía rodada de acceso al centro.