press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/13
BIBLIOTECA MUNICIPAL DE VILLAVERDE.
CONCURSO. (NO CONSTRUIDO). 
MADRID. 2018

Intenciones

 

Atender bien los requerimientos del programa de usos y las intenciones que el concurso plantea, priorizando dar respuesta a las necesidades de los diferentes usuarios, facilitando la integración con el entorno y ofreciendo una arquitectura sobria pero amable, fácil de entender, flexible en su uso y reconocible en su forma, materiales y disposición en el lugar como un edificio público de uso colectivo.

 

Conseguir una fuerte relación con los espacios exteriores vinculados al espacio público, tanto a nivel visual como de uso, permitiendo la accesibilidad universal favoreciendo así las actividades socio-culturales en el entorno urbano.

 

Proponer un edificio de formas sencillas que no ocupe toda la parcela, de carácter abierto y permeable que se manifieste en su interrelación con el espacio exterior, y aspire a ser una biblioteca accesible y confortable  pero también un espacio de encuentro de la vida social y cultural del barrio. De carácter no neutro, inclusivo, que responda a las necesidades diversas de quienes serán sus usuarias y usuarios. Todo ello en una propuesta contemporánea que tome sus referencias de los mejores ejemplos de la arquitectura madrileña reciente.

 

Priorizar las condiciones de eficiencia energética, con soluciones óptimas de aislamiento, sistemas de climatización eficaces y mecanismos de captación de energía renovable. Todo ello para conseguir un edificio de consumo energético casi nulo.

 

Operaciones:

  1. Crear un basamento que resuelve el desnivel, facilita los accesos y crea espacios exteriores, “salones urbanos”, que conectan con la calle y permiten las actividades participativas comunitarias. En la cota más baja se sitúan los usos soterrados (parking, instalaciones, almacenes) y las salas de uso polivalente, con acceso y espacio exterior propio.

  2. Colocar dos cuerpos prismáticos superpuestos que acogen los espacios de la biblioteca de uso público y administrativo, situando los que requieren más silencio arriba (sala de lectura y fondos) y los demás en el nivel de acceso.

  3. Disponer grandes ventanales a norte y los mínimos (siempre protegidos) a sur, asegurando así una buena iluminación natural.

  4. Diseñar la envolvente del edificio para conseguir un grado óptimo de aislamiento.

  5. Utilizar la cubierta más alta como parque solar para obtener energía que, junto al grado de aislamiento conseguido garanticen un consumo energético casi nulo.